Ana López Yerbes nació hace 50 años, un 2 de febrero de 1966, en Madrid, ciudad donde ha pasado su infancia y adolescencia hasta que en 1984, sus padres decidieron trasladarse a Oropesa del Mar (Castellón). Apasionada de la fotografía y de las Harley Davidson, es la ganadora de nuestro concurso del mes de Diciembre.

img_3303

 

¡Bienvenida, Ana, y enhorabuena por esa estupenda foto! Podrías contarnos un poco de ti para que nuestros lectores te conozcan mejor.  

 

Soy una aficionada y una apasionada de la fotógrafía. Me dedicaría a ella el día entero si pudiera, a lo que para mí, sin duda, son obras de arte. Hace un año realicé un curso de fotografía porque me daba vergüenza no entender el lenguaje fotográfico, me sentía pérdida a la hora de consultar con compañeros cualquier duda sobre una foto. Desde muy pequeña, me pasaba horas contemplando fotografías familiares, la belleza de mi madre, momentos que a mí me gustaba imaginar cómo habían sucedido, inventando toda una historia. Ahora  sé que he recorrido una parte del camino, que me queda mucho por hacer y aprender, y que nunca más volveré a abandonar esta pasión que me transmite y me llena tanto. 

 

 img_2649

¿Cuál dirías que es tu estilo? 

 

Mi estilo está enfocado, en gran parte, al mundo Harley, me apasiona captar las motos en movimiento. Pero me gustan los retos, intento probar otras doctrinas aunque no me gusten tanto. Lo más divertido de escribir con la luz… ¡es jugar con ella! 

 

 

¿Desde cuándo te dedicas a la fotografía? 

 

La afición comenzó en el año 1985 cuando aparecieron un grupo de moteros en sus Harley-Davidson en la primera concentración del Big Twin… “¡Esos Moteros con esas pintas!”, decía la gente. Me enamoré de las Harley´s, y al mismo tiempo de la fotografía, cuando descubrí al fotógrafo Alberto Garcia Alix, porque esas  imágenes de “moteros malos” tenían alma. Y empecé a juguetear con una vieja cámara que había por casa. Hasta que me lancé a comprar mi primera réflex, una Zenit, que por supuesto no sabía manejar. Pero sin saber nada de ISO, diafragma, ni velocidad, para mí eran números a derecha y a izquierda y aprendí a manejarla. En 1993, a causa de una tragedia familiar, guarde la cámara, hasta que hace dos años, mi marido, Juan, que es mi principal apoyo, me regaló mi actual equipo y me siento feliz. Ahora me arrepiento de aquella decisión…

 

¿Con qué cámara trabajas? 

 

Con una Canon 1200D, y normalmente suelo usar un objetivo Tamron 16/300 por el tipo de fotos que suelo hacer normalmente, me gusta llegar a todo lo que puedo.

img_1130

¿Eres de las personas que opinas que para una buena fotografía hay que llenar la bolsa de multitud de objetivos, flashes, etc, o que la buena imagen está ahí, y solamente hay que saber buscarla? 

 

Lo importante es tu mirada, tu sensibilidad y tu facilidad a la hora de componer la imagen. Cuanto más cómodo estés, mejor te sientes. No es necesario ir como un corresponsal de guerra. ¡La foto está ahí!

 

¿Prefieres la fotografía digital o analógica? 

Pues en los tiempos que estamos, me quedo con la digital, pero guardo con mucho cariño los recuerdos de la vieja Zenit.

 

¿Prefieres trabajar con luz natural o artificial, con las correspondientes ventajas e inconvenientes de cada una de ellas. 

Con luz natural. ¡Tengo una asignatura pendiente con la artificial!, pero estoy en ello.

img_0881 

Cuándo sales a la calle a “cazar imágenes”, ¿tienes alguna idea de lo que buscar, o vas totalmente a la aventura, y te dejas llevar por el instinto? 

Voy a la aventura, acompañada de un no sé qué que me hace observar todo lo que me rodea, captar, sentir…

 

¿Algún fotógrafo de referencia? 

Alberto García Alix, Cristina García Rodero, Arturo Gutiérrez “El Patillas”, Chema Andoz, el divertido Martin Parr, y mi favorito, Robert Frank, entre otros.

 

Por  Juanka Casas

Anuncios