Entrevista publicada en el número 7 de Noir, Revista Cultural, a Rocío Cortizo Pires, afincada en la actualidad en Barcelona, aunque ha residido en varias ciudades, incluso países, de Europa.

Rocío es una mujer sencilla, dinámica, que pasa por la  vida sin tiempo que perder, nunca sale de su casa sin su Nikon.

999_0070.jpg

La fotografía es su arma de expresión, con ella quiere transmitir emociones y sentimientos ocultos en cada imagen, hay vivencias reales directas e indirectas, quiere que el espectador  entienda la historia que hay detrás. Por ello sus sesiones fotográficas son exentas de posados en  la mayoría de los casos, y en otras lenguajes corporales y expresiones trabajadas al más mínimo  detalle. Intenta que sus modelos sigan un guión adaptado para captar su imaginación  consiguiendo así congelar sus movimientos y tomando instantáneas de  una historia.

También es una amante del arte en cada rincón, nos confiesa que busca en las esculturas ese  detalle que pasa casi inadvertido para la mayoría de las personas, y ¿dónde encuentra Rocío  esas esculturas? Es una apasionada de observar y admirar el arte de los cementerios, esos  grandes panteones que a más de uno, nos da repelús pasear entre ellos; Rocío se puede pasar  horas admirando su arte, la verdad, es que si esos panteones estuvieran en cualquier plaza de  cualquier ciudad, serian fotografiados muchas más veces.

Es una mujer que domina la fotografía en exteriores y lugares menos frecuentados, donde puede  pasar horas estudiando el comportamiento de la luz cómo incide en las expresiones, hasta  conseguir el resultado perfecto.

Vamos a conocer un poco mas a Rocío.

 ¿Qué Proyectos pendientes tienes en estos momentos? 

Demasiados para lo que puedo abarcar…mi imaginación y mente están siempre trabajando y basta cualquier cosa que me llame la atención para convertir un simple detalle en una nueva historia. Ahora mismo tengo un proyecto sobre la tradición gallega, ya que voy de vacaciones allí.

¿En quién te inspiras o cuáles son tus fotógrafos de referencia? 

Bueno, no tengo un predilecto la verdad… Lo que sítengo es una temática bastante concreta, por lo que sería más justo hablar de ilustraciones, fotografías y pinturas que me inspiran, más que autores en particular.

Aun así yo soy más del dramático por lo que me gusta observar mucho las ilustraciones de Victoria Francés y Luis Royo entre otros.

¿Tu fuente de inspiración? 

La vida. Simplemente el sentir, las emociones… Adoro pasarme horas observando el más mínimo detalle, observar a la gente, los animales, la naturaleza, la arquitectura. Y mezclar todo eso con experiencias vividas o sueños que uno quisiera realizar, convirtiendo y fusionando todo ello en una historia que transmitir.

Me inspira tanto la felicidad como lo dramático y triste, porque de eso se trata, de llegar a la gente en todo su amplio concepto y conseguir que se emocionen, que sientan…

¿Tu primera cámara y desde cuándo te dedicas a la fotografía? 

Mi primera cámara en realidad fue una analógica de mi padre, una Nikon F65 eso fue en los 90 ya en el 98 hice un curso de laboratorio en blanco y negro y me apasionó el hecho de ver aparecer aquellas imágenes poco a poco convirtiendo aquellos minutos en un flashback de recuerdos.

Después de eso mi vida se apartó bastante del recorrido artístico, lo que me llevóa emigrar continuamente y la fotografía Tomó un segundo plano. No fue hasta el 2003 durante la guerra de Iraq que volvía tener otra cámara, me río porque aún la guardo como oro en paño…una compacta Casio Exilim de 2mp.  Pero en aquel sitio y en aquel entonces, entre esa miniatura y las cámaras de usar y tirar, empezóde nuevo la odisea de querer transmitir todo aquello que veía.

Ya en el 2005 tuve me primera Réflex digital, que es la que uso actualmente, una Nikon D200, con la que realmente aprendípor sus fallos de origen,que lo mío era realmente la fotografía artística.

Como todos los que empezamos supongo que queremos hacer fotos de todo tipo pero con el tiempo te das cuenta de que al final solo un estilo fotográfico te llena más que ningún otro y, en mi caso, han sido los retratos, las historias… Y eso es lo que seguiré haciendo.

Muchas gracias Rocío por tu tiempo y hasta la próxima.

 

Juanka Casas.

Anuncios